Los procesadores Intel® Xeon® Scalable de 3ª Generación ofrecen una arquitectura equilibrada con aceleración y capacidades de seguridad avanzadas integradas, diseñados a lo largo de décadas de innovación para los requisitos de carga de trabajo bajo demanda más exigentes. Estas exigencias en las cargas de trabajo pueden ser muy diferentes, unas necesitan más capacidad de memoria, almacenamiento y E/S más rápidos o aceleración de la IA.

Pero con los servidores equipados con procesadores escalables Intel® Xeon® de 3ᵃ Generación optimizados podrás satisfacer todas tus necesidades y mucho más.

Esto se debe a que la innovación a nivel de plataforma de Intel ofrece un mayor desempeño y capacidad en cualquier lugar que lo necesite.

Presenta las siguientes características:

  • Los procesadores escalables Intel® Xeon® de 3ᵃ Generación proporcionan hasta 40 núcleos y un 60 % más de ancho de banda de memoria¹ que la generación anterior y permiten una E/S entre procesadores más rápida con 3 conexiones UPI entre procesadores.
  • La memoria persistente Intel® Optane™ serie 200 más reciente te permite contar con una increíble capacidad de memoria de hasta 6 TB por procesador; además, la memoria cuenta con un ancho de banda un 32 % mayor en promedio en comparación con la primera generación². Estos servidores ofrecen un desempeño de almacenamiento innovador con compatibilidad con la nueva SSD Intel® Optane™ P5800X y una E/S del sistema más rápida con PCIe Gen 4.
 
Consulta los servidores Biprocesador Intel® Xeon® y Licencias Windows Server ROK
 
Te ayudaremos a encontrar el servidor basado en los procesadores escalables Intel® Xeon® de 3ᵃ Generación que se adapte a tus necesidades específicas para más información, ponte en contacto con servidores@ingrammicro.es.
Para más información, ponte en contacto con
 
Comparación entre el procesador escalable Intel® Xeon® de 3ᵃ Generación con 8 canales y 3200 MT/s (2 DPC) y el procesador escalable Intel® Xeon® de 2ª Generación con 6 canales y 2666 MT/s (2 DPC).

Fuente: con base en las pruebas realizadas por Intel a partir del 27 de abril del 2020 (línea base) y el 23 de marzo del 2021 (nuevas). Configuración de línea base: 1 nodo, 1 procesador Intel® Xeon® Platinum 8280L (28 núcleos a 2,7 GHz) en Neon City con una configuración con único módulo de memoria persistente Intel® Optane™ (6 de 32 GB de DRAM; 1 módulo de memoria persistente Intel® Optane™ de {128 GB, 256 GB, 512 GB}), revisión de ucode: 04002F00 ejecutando Fedora 29 kernel 5.1.18-200.fc29.x86_64 e Intel Memory Latency Checker (Intel MLC) versión 3.8 con modo de aplicación directa. Nueva configuración: 1 nodo, 1 procesador Intel® Xeon® de preproducción ICX-XCC (38 núcleos a 2,0 GHz) en Wilson City con una configuración con único módulo de memoria persistente Intel® Optane™ (8 de 32 GB de DRAM; 1 módulo de memoria persistente Intel® Optane™ de {128 GB, 256 GB, 512 GB}), revisión de ucode: 8d000270 ejecutando RHEL 8.1 kernel 4.18.0-147.el8.x86_64 e Intel MLC versión 3.9 con modo de aplicación directa.

Avisos y descargos de responsabilidad El desempeño puede variar según el uso, la configuración y otros factores. Más información en www.Intel.com/PerformanceIndex.

Los resultados de desempeño se basan en pruebas realizadas a las fechas indicadas en las configuraciones y es posible que no reflejen todas las actualizaciones que están a disposición del público. Consulte la información complementaria para conocer detalles de la configuración. Ningún producto o componente puede ser absolutamente seguro.

Los costos y resultados pueden variar.

Las tecnologías Intel podrían requerir hardware y software habilitados o la activación de servicios.

© Intel Corporation. Intel, el logotipo Intel y otras marcas Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o sus filiales. Otros nombres y marcas podrían ser reclamados como propiedad de terceros.

Intel, el logotipo de Intel e Intel Xeon, son marcas registradas de Intel Corporation en EEUU y/o en otros países.